¿Qué es el reaseguro?

El término «reaseguro» se utiliza en la industria de los seguros. Un seguro es un servicio que brinda una empresa.

Es decir, consiste en la protección que contrata una aseguradora con otra.

El reaseguro: “un seguro para el seguro”.

Es quizá la definición más simple, y al mismo tiempo comprensible. El reaseguro es el seguro del riesgo asumido por el asegurador.

El reaseguro no sería posible sin la existencia del seguro. Y además, recíprocamente, el asegurador no podría existir (lo haría muy precariamente) si no existiera el reaseguro.

El reaseguro es la operación por medio de la cual una institución de seguro tama a su cargo, parcial o totalmente.

El reaseguro es un contrato en el cual, el asegurador toma a su cargo los riesgos de los derechos, en una proporción de las obligaciones de ésta frente a su cliente.

Entonces, decimos que es el contrato por el cual un asegurador consigue que otro asegurador, llamado “asegurador” asuma la totalidad o parte de los riesgos que él soporta respecto de sus asegurados.

Dicho contrato llega a asumir de manera parcial o total, la cobertura de un riesgo que ya había sido cubierto por otra firma aseguradora, sin modificar el acuerdo que ya mantenía.

Tipos de reaseguro

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), menciona que existen dos tipos de reaseguro.

El automático y el facultativo; y estos a su vez se dividen en contratos y no promocionales.

Reaseguro proporcional: Asegurado y reasegurador acuerdan qué tipo de porcentaje de la prima y de los riesgos del contrato de la póliza va a asumir cada uno de ellos.

El reaseguro proporcional puede ser de varios tipos:

Contrato excedente: El reasegurador se compromete a asumir un determinado porcentaje de los siniestros si supera el importe fijado.

Contrato cuota a parte: Se establece el porcentaje de los riesgos que el reasegurador va a tomar; esto definirá la parte de la prima correspondiente.

Contrato facultativo obligatorio: El reasegurador está obligado a aceptar los riesgos que decida ceder el reasegurado.

El reaseguro no proporcional: Es cuando el reasegurador asume una parte de los costes de los siniestros que supera un valor acordado.

El reaseguro no proporcional tiene varias modalidades:

Contrato de exceso de siniestralidad: El reaseguro asume el siniestro en el momento en el que la siniestralidad acumulada exceda una cantidad.

Contrato de exceso de pérdida por riesgo: En el momento en que quede superada la cantidad fijada, el reasegurador asume un siniestro ocurrido.

Contrato de exceso de pérdida por evento: Se da cuando se producen acumulaciones de riesgos y siniestros con la misma compañía.

Automático

Indica la transferencia a una aseguradora de un porcentaje determinado de todas las responsabilidades adquiridas o siniestros amparados.

Facultativo

Es un convenio que la empresa traspasa el siniestro y que tiene la libertad de decidir el tipo de negocios y hasta qué límites desea protegerse.

¿Cuál es el rol de el reaseguro?

El reaseguro es una modalidad en que la propia aseguradora, se protege ante los riesgos que pueden existir en cuanto a su servicio y pólizas.

Siendo simplistas, podemos decir que un acuerdo por el cual un asegurador transfiere a otro el riesgo, ya sea de forma totalitaria o parcial.

El reaseguro asienta los valores, los iguala y limita las responsabilidades que se asumen.

Como bien mencionamos, el reaseguro es una modalidad en que la propia compañía de seguros, asegura el riesgo con una póliza.

Reaseguro según el tipo de contratación

Reaseguro obligatorio: En este tipo de contrato la aseguradora se compromete a entregar al reasegurador todas las pólizas que cubran determinados riesgos mientras que éste se obliga a aceptarlos.

Debe seguir las normas y cumplir las condiciones que se hayan pactado por ambos lados: asegurador y reasegurador.

Reaseguro facultativo: Ninguno de los dos tiene la obligación de ceder o aceptar los riesgos. Entre ellos se fijan condiciones de manera individual.

Reaseguro semifacultativo: Viene siendo una modalidad mixta, en donde el reasegurador tiene la obligación de aceptar los riesgos que le ceda la aseguradora.

Reaseguro según el contenido de las cesiones:

Reaseguro de cuota parte: El asegurador transfiere al reasegurado una parte proporcional.

Reaseguro de excedente: Sen ceden los capitales asegurados de cada una de las pólizas, pero excedan un importe determinado, también se le conoce como: pleno de conversión.

Reaseguro de exceso de siniestralidad: La aseguradora establece el porcentaje máximo de siniestralidad cubrirá, el reasegurador hará frente al exceso.

Ventajas y desventajas del reaseguro

Como en todas las empresas y en todos los casos, siempre vamos a poder encontrar ventajas y desventajas, pero, ¿El reaseguro tendrá ventajas y desventajas?

Ventajas

Amplía la capacidad de tomar los riesgos, así mismo a ofertar seguros y coberturas más amplias.

Permite flexibilizar las ofertas de las aseguradoras y del mismo modo darte accesibilidad al momento de contratar.

Reduce la exposición de la compañía a riesgos, cuyas contingencias son difíciles de prevenir o evitar.

Emite experiencia y conocimiento en torno a la capacidad de respuesta y del servicio que suministran los reaseguradores.

desventajas

Aumentan los gastos de gestión, dado de que son riesgos específicos y dañinos, la protección debe ser muy alta.

Siendo operaciones muy concretas, el servicio propone agilidad y velocidad.

Se crea una dependencia entre el asegurador y el reasegurador, y obliga que antes de emitir la póliza se haga un respaldo.

Riesgos
  • En su vida cotidiana, las personas están expuestas a infinidad de riesgos que puede llegar a afectar a su persona o a sus bienes.
  • Así, mediante una remuneración previamente calculada, el asegurado (individuo o empresa) transfiere dichos riesgos a un asegurador, transformando en costos fijos (la prima) aquellos costos variables provenientes de un siniestro.
  • Se debe tener presente que seguro y reaseguro son dos operaciones separadas una de la otra y la segunda, obviamente, no puede existir sin la primera.
  • La institución que lo aseguró es la única responsable para el reaseguro y son válidos los siguientes principios:
  • Debe existir un interés asegurable.
  • El contrato de reaseguro es de máxima buena fe, mientras que el contrato del seguro es uno de buena fe.
  • El contrato es indemnizatorio y la materia del mismo debe existir en el momento de estipular.
  • El concepto de máxima buena fe, es un aspecto fundamental del reaseguro en el sentido de que, como se verá, hay contratos que operan a ciegas en donde el reasegurador no conoce los riesgos.
Características del reaseguro

La principal función es de naturaleza técnica porque, partiendo de la limitación de los riesgos, tiene como objetivo equilibrar la cartera de una institución.

Los aspectos que sobresalen más del reaseguro bajo el perfil técnico, económico pueden resumirse como:

  • Económicamente el reaseguro tiene el efecto de desplazar la incidencia financiera de los siniestros y limita la carga de empresa aseguradora.
  • El reaseguro mejora las técnicas del asegurador nivelando cuantitativamente la medida de sus exposiciones un alcance entre primas y siniestros.
  • Bajo el punto de vista jurídico, el reaseguro no modifica la relación entre asegurado y aseguradora en el sentido de que el primero es totalmente ajeno a la operación.
  • El reaseguro se considera como un seguro contra pérdidas patrimoniales del asegurador frente a eventuales desviaciones en la siniestralidad de las coberturas.
Funcionalidad del reaseguro

Es útil, ¡claro que si!

El asegurador, porque le proporciona la certeza sobre la viabilidad económica de su operación.

Le permite hacer frente a sus compromisos asumiendo responsabilidades.

Al reasegurador se le ofrece la posibilidad de incrementar el volumen de su prima sin necesidad de un complejo mecanismo y con gastos reducidos.

A la economía de un país, en virtud de que ofreciendo la cobertura de bienes que están dedicados al bienestar económico de la comunidad.

Características

El reaseguro puede hacerse por todos los riesgos con los cuales opere la empresa (Ya sea de forma individual o bien por el conjunto de su cartera de riesgos).

El reaseguro es un nuevo contrato de seguros celebrando entre asegurador y el reasegurador el cual tiene obligaciones recíprocas.

El reasegurador se debe a reparar, dentro de los límites que se establecen en el contrato.

El asegurador por el contrato al que se refiere el reaseguro no puede reclamar directamente al reasegurador ninguna prestación.

En caso de liquidación de su asegurador gozará de privilegio especial sobre el saldo acreedor que arroje la cuenta del asegurador con el reasegurador.

En el contrato entre dos compañías aseguradoras, una de las cuales actuará de aseguradora de la otra.

Esta última, asegurada en el contrato de reaseguro, desea garantizarse de unos riesgos asumidos como aseguradora que, por su naturaleza, excedan los previstos en su plan de explotación.

El reaseguro tiene la capacidad de ofrecer protección a las compañías aseguradoras para evitar la quiebra o las dificultades financieras ante:

El aumento general en los costos de los siniestros que se origina ante el incremento de la frecuencia y/o la gravedad de las pérdidas.

La ocurrencia de uno o más siniestros importantes o ante la acumulación de pérdidas originadas por un solo acontecimiento, en relación con las primas suscritas devengadas y las reservas.

Fluctuaciones de valores proyectados anuales de la siniestralidad respecto al valor esperado.

Beneficios

Contrata protección únicamente para los siniestros graves que pudieran desequilibrar su capacidad financiera, pues dentro de los límites, se puede elegir el límite monetario.

No indemnizará los siniestros pequeños y más frecuentes que tiene un coste inferior al límite más bajo del reaseguro de pérdida.

Los gastos administrativos son menores para ambas partes, ya que el cedente no clasifica cada uno de los riesgos.

No respaldo

El reasegurador ajuste la comisión de reaseguro otorgada, según la siniestralidad y el equilibrio de la cartera asegurada.

Protege a la compañía cedente contra la gravedad de los siniestros, los aumentos en la frecuencia de los siniestros que estén por debajo de la línea de retención quedará bajo.

Conclusión

Entonces como bien lo sabemos ahora, el reaseguro es el método por el cual una aseguradora cede parte de los riesgos que asume con el fin de reducir el monto de su pérdida posible.

Según la CNSF, el documento de trabajo n° 38, el sector asegurado desde los 90´s no ha gozado de “buena salud” por diversas razones, por un lado están las malas prácticas y abusos.

En contraparte se encuentra el endurecimiento del mercado internacional de reaseguro, como la disminución de las coberturas proporcionales, el encarecimiento de las cuotas.

La dificultad de poder colocar las responsabilidades asumidas a nivel internacional.

La CNSF, se ve en la necesidad de vigilar con más detalle la colocación de los siniestros y por lo tanto, se espera a corto plazo que aparezcan nuevas modalidades de contratos de reaseguro.

Entonces los asegurados, a la hora de querer cobrar sus pólizas, no tienen que temer por una respuesta negativa de sus compañías.