¿Qué es la línea de Crédito y cómo se asigna?

Si estás planeando obtener una tarjeta de crédito o ya tienes una seguramente has escuchado el término Línea de Crédito, el cual se refiere al monto de dinero al que se te dará acceso, sin embargo existen muchas dudas y mitos sobre este concepto entre los usuarios.

Antes que nada se debe aclarar que este concepto también conocido como límite de crédito es precisamente el saldo máximo que te otorga el banco o la institución financiera al momento de asignar una tarjeta de crédito a un cliente.

Este monto de dinero al que tienes acceso es lo que tienes disponible para gastar (y pagar) y que va disminuyendo mientras haces uso del plástico y hasta que generas el pago correspondiente de la mensualidad.

Una vez que llega la fecha límite de pago mensual y al saldar el total de tus gastos realizados en ese mes, la línea de crédito vuelve a restablecerse (claro, dependiendo de la cantidad que pagues) y nuevamente podrás hacer uso de estos recursos.

Es importante que estemos muy conscientes e informados sobre el funcionamiento de aspectos como este en nuestros servicios financieros, pues de ello depende el correcto y responsable uso de estas herramientas.

El conocer con exactitud la cantidad del monto monetario del que disponemos en el crédito así como nuestros ingresos y capacidad de hacer el pago del servicio es primordial para una correcta administración y manejo de nuestras finanzas.

¿Cómo establece el banco nuestra Línea de Crédito?

Una de las principales dudas que tienen los usuarios es ¿Quién y cómo establecen las líneas de crédito de mis tarjetas? puesto que estas son distintas y personalizadas para cada persona que solicita el servicio, ya sea que tenga la misma tarjeta que muchas otras personas.

Esto se debe a que el principal y fundamental criterio para brindarle a una persona una autorización sobre el dinero del que puede disponer es precisamente los ingresos que esta persona tiene.

De esto depende directamente la capacidad de pago de un individuo y su respuesta para poder solventar tanto sus gastos personales como el pago responsable y puntual de su plástico.

Por ello, y dependiendo de los ingresos que demuestres tener de manera mensual, es como se calcula cuánto dinero se te puede “prestar” de manera mensual para que puedas realizar tus compras o el pago de diversos servicios.

Otro de los factores que toman en cuenta los bancos, instituciones financieras o tiendas para asignarte este monto es por supuesto tu historial crediticio, el cual pueden consultar en el Buró de Crédito.

Esto sirve como referencia para conocer tu responsabilidad y tu comportamiento en los pagos de los créditos que se te han brindado anteriormente.

Sin embargo, cada banco tiene sus propios criterios para asignar el monto del crédito a cada persona, siendo cuidadosos de que el usuario no realice gastos superiores a los que puede pagar.

Generalmente estos criterios son:

  • Ingresos mensuales comprobables.
  • Historial crediticio (consultado en Buró o Círculo de Crédito).
  • Comportamiento crediticio (la constancia como gastas y pagas).
  • Situación financiera actual (deudas, préstamos y otras tarjetas o créditos que tienes).

¿Un mismo tipo de tarjeta puede tener distintas líneas de crédito?

Sí, es común que suceda que 2 personas posean la misma tarjeta de crédito con el mismo banco o institución, sin embargo pueden tener una asignación de crédito diferente y personalizada a sus ingresos y otros factores.

Además de esto, el crédito inicial que se te fue asignado (que regularmente es reducido si es de tus primeras tarjetas) puede ser aumentado dependiendo de tu comportamiento e historial.

De esta manera el monto de dinero disponible en tu plástico es variable, pues también en el aspecto negativo, si dejas de hacer el pago, evidentemente la cantidad de la que dispondrás será menor o quedarás sin el servicio.

Cada tipo de tarjeta está configurada para establecer un rango de crédito que puede ofrecer a los clientes, teniendo un mínimo y desde luego un máximo, y es desde aquí que se parte para la asignación del plástico.

También cada una de ellas establece los requisitos y los ingresos mínimos de ingresos con los que debe contar una persona para que este producto sea costeable y no caiga en incumplimiento de pagos.

¿Cómo puedo aumentar la Línea de Crédito de mi tarjeta?

Si ya cuentas con una tarjeta de crédito y quieres que el saldo máximo disponible aumente hay una serie de condiciones y características que tienes que cumplir.

Antes que nada se debe aclarar que esto solo se logra de dos maneras:

  • Solicita el aumento a tu banco: Debes comunicarte con tu banco para dicha solicitud, ellos evaluarán tu perfil dependiendo del tiempo que lleves con la tarjeta, tu comportamiento en pagos y tu historial crediticio. Debes estar conciente que esto no garantiza el aumento del crédito y la cantidad que se llegue a aprobar es variable.
  • Recibiendo una oferta del banco: Muchas veces es el mismo banco quien contacta a los clientes para ofrecer un aumento en su monto máximo disponible, y en esta situación depende directamente del tarjetahabiente el aceptarlo o no.

Es importante que en ambos casos evaluar detenidamente si en realidad necesitas el aumento de la línea de crédito y si este te conviene considerando tu comportamiento en gastos y tus ingresos.

Muchas personas se ven tentadas porque piensan que de esta manera “tendrán más dinero”, sin embargo siempre hay que tener en mente que no se tratan de una extensión de nuestro sueldo o efectivo.

Este monto sólo es un préstamo o una forma de financiamiento, por lo cual al final terminaremos pagando el total de la cantidad más los intereses o comisiones que se generen por el servicio.

¿Cómo compruebo mis ingresos mensuales?

Poder comprobar los ingresos mensuales fijos que tienes es lo más indispensable para que un banco te asigne un tipo de tarjeta y la línea de crédito que ésta pondrá a tu disposición.

Esto sirve para conocer y calcular tu poder adquisitivo y establecer de manera certera cuanto es lo que puedes pagar de manera regular.

Con esto se busca garantizar que no hagas un gasto superior al que puedes pagar y quedar endeudado con el banco, afectando tu relación con este y tu historial en el buró de crédito.

Por ello los bancos solicitan que demuestres la cantidad de dinero que recibes mes a mes por tu trabajo o actividad económica.

Dependiendo de tu profesión o fuente de ingresos los documentos que se te solicitan son:

Empleados
  • Recibo de nómina: Se trata de la forma más común y sencilla, pues si eres empleado seguramente recibes de manera mensual, quincenal o semanal el comprobante del pago de tu sueldo y el desglose de impuestos.
  • Estado de cuenta: En caso de que no labores por concepto de nómina tu Estado de Cuenta bancario te puede ayudar a comprobar tus ingresos, pues aquí se muestran los movimientos, ingresos y gastos que has realizado y demuestra que tienes la capacidad de hacer el pago de cierta cantidad.
  • Carta patronal: Puedes solicitar a tu empresa o empleador que emita una carta membretada y firmada donde se especifique que efectivamente trabajas para ese establecimiento y el salario que recibes.
Comerciantes o freelance/independiente
  • Estado de cuenta: Esta es la manera más simple y segura de demostrar ingresos, pues si cuentas con un flujo constante de efectivo se verá reflejado aquí. Se aconseja que si los pagos que recibes son en efectivo, los deposites siempre a tu cuenta para tener este historial.
  • Notas de Compra: Si eres comerciante, estas notas demuestran que regularmente adquieres mercancía y que tienes ingresos para pagar por ella.
  • Fotografías de mercancía: En algunas ocasiones se te pedirá que complementes tus notas de compra con material gráfico que demuestre que efectivamente tienes dicha mercancía.

De esta manera tendrás recursos para demostrar a las instituciones financieras y gubernamentales cuanto es lo que ganas y cuanto gastas.

¿Qué diferencia existe entre la Línea de Crédito y un préstamo?

Muchas personas pueden llegar a pensar que se trata de un mismo concepto, pero en realidad hay grandes y determinantes diferencias que debes conocer para saber cual de estos recursos te conviene.

Un préstamo es una cantidad de dinero que el banco te da en su totalidad para que puedas disponer inmediatamente de él, y el cual puedes pagar de contado o ir haciendo abonos mensuales (con sus respectivos intereses).

Por su parte en la Línea de Crédito el banco va dejando un saldo en tu cuenta del cual puedes disponer constantemente y se regenera al momento que haces los pagos mensuales correspondientes.

Esto se mantiene de manera regular mientras generes los pagos o llegue la fecha de vencimiento y durante ese tiempo pagarás las comisiones e intereses del dinero que hagas uso.

La línea de crédito se puede renovar (normalmente por el plazo de un año), mientras que un préstamo no puede renovarse.

¿Existen tarjetas sin límite de crédito?

Si, estas tarjetas son una realidad y de hecho son más comunes y accesibles de lo que se piensa, pues existe la idea entre muchos usuarios de que únicamente son para personas acaudaladas y con enormes recursos económicos.

Estos productos están al alcance de muchas personas, pero tampoco debes creer que dispondrás de un crédito infinito, pues también tienen ciertas restricciones para el uso adecuado y correspondiente a la capacidad de cada persona.

Estas también son conocidas como tarjetas de cargo, las cuales son emitidas por American Express, las cuales si disponen de una cantidad no preestablecida de recursos, pero tienen el condicionamiento de que tendrás que pagar el total del crédito usado al final del mes.

De igual forma que con las tarjetas convencionales, existen varios tipos de tarjetas sin límite de crédito, para las cuales deberás comprobar ingresos de entre $15,000 a $80,000 pesos mensuales.

Las más comunes son:

  • La Tarjeta American Express.
  • The Gold Card American Express.
  • The Platinum Card American Express.
  • American Express Aeroméxico.
  • The Gold Card American Express Interjet.

Cada una de ellas tiene acceso a diferentes beneficios y recompensas exclusivas, de lo que dependerá el ingreso mínimo solicitado.

¿Qué necesito conocer antes de solicitar mi tarjeta o un aumento en la línea de crédito?

Existen diversos factores o datos que debes considerar para el uso correcto y controlado de la línea de crédito que se te asignará, garantizando la mejor experiencia y que no tengas sorpresas que puedan generarte problemas.

  • No es necesario que gastes todo el crédito de tu tarjeta y no existe riesgo de que se reduzca por no usarlo.
  • La recomendación emitida por la CONDUSEF es que la línea de crédito de tu tarjeta no debe sobrepasar el 50% de tus ingresos mensuales para evitar el riesgo de un endeudamiento.
  • Si vas a solicitar o aceptar un aumento del saldo máximo debes considerar que el pago mínimo mensual también aumentará.
  • El costo de los productos o servicio no debe superar en ningún momento el límite del saldo de la tarjeta, no importa que sea a meses sin intereses.

Recuerda siempre mantenerte informado y solicitar todos los detalles en cuanto a este factor y demás componentes de tu tarjeta de crédito, como intereses, comisiones, CAT promedio, etc.

De esta manera podrás determinar cuál es la tarjeta que mejor se adapte a tus necesidades y cualidades con la que podrás solventar tus gastos diarios, viajes, negocios y cualquier adquisición para tu estilo de vida.

Es fundamental que sepas hacer un uso moderado e inteligente de este servicio, pues de esto depende mantener nuestro historial crediticio y tener acceso en un futuro a mejores ofertas.

¡Compara Ya y obtén tu tarjeta de crédito ideal!

En Comparaya.mx encontrarás tu mejor aliado para informarte, buscar, cotizar y comparar las mejores tarjetas de crédito entre todas las opciones bancarias que existen en México actualmente.

Hacerlo es fácil, rápido y seguro, pues en cuestión de 30 segundo encontraremos la que mejor se adapte a tus necesidades, intereses, estilo de vida y presupuesto.

¡No esperes más y Compara Ya!