¿Qué son las comisiones de la Tarjeta de Crédito?

Si ya cuentas o estás por adquirir tu primera tarjeta de crédito, es probable que ya hayas escuchado muchos términos concernientes a ella y sus costos de servicio, como el CAT, la anualidad y también las comisiones de la Tarjeta de Crédito.

Este último concepto se refiere a las cuotas que serán cobradas por cada servicio o uso que le des a tu plástico y que son referentes a las ganancias del banco por brindar al usuario esta herramienta y la infraestructura para su funcionamiento.

También las comisiones pueden ser derivadas de penalizaciones en el uso de la tarjeta de crédito o algún otro servicio en el que se incumpla el acuerdo o las condiciones contractuales, o haya algún atraso en los pagos.

En este caso se cobrarán estas comisiones de intereses que pueden desglosarse en varios servicios que el banco tendrá que gestionar pero que el usuario será el que pagará.

Esto como mencionamos va desde el cobro común de intereses moratorios hasta las comisiones por servicios de cobranza. ¡Así es, el banco también te cobra por cobrarte!

Esto es debido a que muchos de estos servicios de cobranza y seguimiento son realizados por terceras personas las cuales cobran por este servicio a las instituciones financieras, por lo que estos cargos al final se te cargarán a ti.

También hay muchos otros servicios o productos adicionales integrados en tu cuenta para los cuales el banco hará cobro de comisiones dependiendo del tipo de producto que tengas y el costo anual total de este.

Por ello la importancia de que estés informado en todo momento sobre estos cargos y el costo real que terminarás pagando por ellos, de tal manera que puedas tomar mejores decisiones sobre la contratación de tus productos y su uso.

¿Qué tipos de comisiones de la tarjeta de crédito cobran los bancos?

Como ya lo hemos mencionado, existen diversos tipos de comisiones de la tarjeta de crédito que son cobrados por el banco o la institución financiera que te está prestando sus servicios.

Esto va desde las más comunes, como la contratación o apertura de una cuenta, así como la anualidad de productos como la tarjeta de crédito.

Esto también abarca servicios adicionales, como otras tarjetas, aclaraciones, disposición de efectivo, uso de terminales, inactividad del servicio y reposiciones de los plásticos.

Inclusive, como ya se ha mencionado, estas comisiones también pueden ser producto de penalizaciones o retardos en el pago de productos y créditos, sobre el cual se cargan interese moratorios y de operación.

Con todos estos conceptos de intereses y comisiones, es como el banco no solo asegura la cobertura del costo del servicio que se te está brindando, sino también garantiza su margen de ganancia por la prestación de su servicio y recursos financieros.

Absolutamente todas las tarjetas manejan estos cobros, sin embargo, dependiendo del banco y el tipo de tarjeta de crédito, la proporción de estos cobros es distinta y conveniente en algunos puntos (y otros no tantos).

Por ello la importancia que conozcas cuales son los principales y cómo esta información puede llegar a beneficiarte para que hagas un mejor uso y elección.

En general los principales tipos de comisiones de la tarjeta de crédito son:

Comisión por Anualidad, el costo por obtener el servicio

La comisión por anualidad es la cantidad que el banco te cobrará de manera anual por el servicio de determinada tarjeta de crédito u otro producto que hayas contratado con ellos.

Este cargo suele ser fijo, y se hará año con año (si es que renuevas tus tarjeta), el cual es independiente a la línea de crédito o a los gastos que hagas, por lo que no importa que nunca hagas uso de la tarjeta, este cargo se te seguirá imponiendo.

Este tipo de comisiones varían demasiado, y pueden ir desde las más económicas que están alrededor de los $500 pesos mexicanos, hasta las más altas (normalmente de las tarjetas vip) cuyas comisiones pueden ser de miles de pesos.

Para ello muchas tarjetas ofrecen la facilidad de diferir este cobro a mensualidades para que el impacto del pago no sea tan grande para el usuario de la tarjeta de crédito.

También hasta tarjetas en el mercado que no hacen cobro de comisiones a los usuarios, tal es el caso de las tarjetas para estudiantes o generalmente las de líneas de crédito más pequeñas y dirigidas a personas con ingresos limitados.

También existen aquellas que hacen un solo cobro de por vida de la anualidad, pero posteriormente en los años siguientes no se volverá a cobrar esta cuota por contar con el servicio.

Sin embargo hay que revisar muy bien todo el esquema de cobros, pues muchas tarjetas que omiten el cobro de anualidad puede que compensen este ingreso con cobros por inactividad, reposición del plásticos o por retraso en pagos.

Comisiones de la tarjeta de crédito por disposición de efectivo en cajeros

Se trata de una de las comisiones de la tarjeta de crédito más conocidas y comunes que existen, pues es el cobro que se genera por hacer un retiro de dinero en efectivo procedente de tu tarjeta.

Esto aplica para todas las solicitudes de retiro de efectivo en cajeros automáticos (ya sean del banco o terceros), ventanillas del banco, tiendas de autoservicio o cualquier otro medio autorizado donde puedas hacer la solicitud.

Este cobro es por evento, esto quiere decir que el cobro de la comisión se efectuará cada vez que hagas solicitud de este servicio y no de manera anual o mensual como suele suceder en otro tipo de servicios.

El porcentaje de la comisión que te cobrará el banco dependerá de la cantidad retirada y la tasa de interés que imponga la institución para determinada tarjeta.

Usualmente este ronda en México el 6% de comisión sobre el retiro, sin embargo esta cantidad es variable en todo tipo de tarjetas y retiros.

También cabe aclarar que hay montos mínimos y máximos de retiro, por lo que no podrás disponer siempre de todo el dinero en efectivo aunque tu línea de crédito sea muy alta.

También esto depende de la capacidad de emisión de efectivo que tenga el lugar al que asistes para la solicitud, pues lugares como tiendas de autoservicios o departamentales no permiten retiros tan grandes para no quedarse sin dinero en efectivo.

Sobre este servicio también hay cargos extra, como los retiros de efectivo en el extranjero, donde se te cobrará una cuota adicional por hacer el retiro en cajeros internacionales, lo cual suele ser muy costoso y poco conveniente.

Ante esto se te sugiere que si vas a viajar al extranjero y necesitas efectivo, hagas el cambio antes de viajar para no tener problemas.

Comisiones por inactividad ¡También hay cargos si no usas tu tarjeta!

Entre las comisiones de la tarjeta de crédito se encuentra la de inactividad o falta de uso del servicio financiero.

Esta cuota es muy común y seguramente ya la has escuchado mencionar alguna vez en el uso de cualquiera de tus tarjetas, ya sean de crédito, débito o de nómina.

En estas se te pide que hagas por lo menos un pago o una compra al mes, por más mínima que sea, para que el plástico registre actividad y no se te sean emitidos cargos por inactividad.

Algunas tarjetas, dependiendo de su línea de crédito o el tipo de cuenta que sea, pueden exigir un monto mínimo de gasto al mes para no generar estas comisiones, sin embargo esto varía ampliamente dependiendo del banco y sus términos y condiciones.

En caso de que no cumplas con la cuota de gasto establecida, es posible que se te haga un cobro de comisión por inactividad de tu tarjeta de plástico que verás reflejado inmediatamente en tu siguiente mensualidad.

Esta comisión se establece por un lapso de tiempo de inactividad determinado, el cual comúnmente es de manera mensual.

También en ocasiones se te podrá pedir un número de compras mensuales aunque no se establezca el monto mínimo de los gastos.

Son comunes aquellas tarjetas que no hacen cobro de anualidad pero que sí condicionan al usuario a que haga cierto número de usos o gastos monetarios con su plástico de manera anual o mensual.

En caso de incumplir con esta cuota es probable que se haga el cobro de la anualidad o se generen intereses mayores que tendrán que ser pagados por el tarjetahabiente.

Comisión por atraso en pagos, y no, no son los intereses normales

Otra de las comisiones de la tarjeta de crédito son las que se cobran en caso de que tengas un atraso en el pago de tu tarjeta, y atención, porque estos son adicionales a los intereses moratorios.

Como seguro ya sabes, atrasarte en el pago de una mensualidad de tu crédito no es nada conveniente, pues los altos intereses considerados por muchos clientes como excesivos o exagerados hace que la deuda se eleve por las nubes.

En ocasiones estas deudas llega a duplicar o superar el monto real que se debía pagar sin intereses por determinado producto o servicio, y sigue en crecimiento mientras no se salde ese adeudo.

Esta es la manera en que muchas personas terminan contrayendo deudas enormes y manchando su historial crediticio.

Sin embargo no todo estos se debe a los intereses, pues también hay cargos derivados productos de estos atrasos, como comisiones por concepto de cobranza.

Esto quiere decir que el banco también añadirá a tu cuenta los costos por el servicio de cobranza telefónica, correos electrónicos y demás medios donde se te pida que te pongas al corriente con tus gastos o se gestione tu deuda.

Así que de cierta manera, el banco te está cobrando por poder cobrarte.

Las tarjetas adicionales también generan intereses

Existen muchas tarjetas en el mercado que ofrecen la posibilidad de extender parte de su crédito a otras tarjetas adicionales que puedes adquirir para una mejor administración de tus finanzas o para otorgarlas a familiares.

Sin embargo se debe aclarar que este tipo de productos también generan intereses, y aunque por lo general solo se hace este cobro una sola ocasión, debes contemplarlo para no tener sorpresas en tu estado de cuenta.

Este tipo de comisiones de la tarjeta de crédito suelen cobrarse por el servicio de atención, documentación, el costo del plástico y el envío en las ocasiones en las que así ocurra.

Por ello es importante que conozcas todos los costos derivados de la contratación de cualquier servicio, pues a pesar de que se te ofrezcan con la premisa de que son gratuitos o no tienen costos por uso, puede que si tengan otro tipo de cargos.

Esto hace que sea importante conocer cada uno de los gastos que tus servicios financieros generan a tu economía y si serás capaz de solventarlos para que no lleguen a afectarte de manera financiera y en tu historial.

¡Si pierdes tu tarjeta también se te cobrará una comisión!

Si tu tarjeta de crédito llega a ser perdida o extraviada y necesitas la cancelación urgente y por supuesto, una reposición del plástico, es seguro que se te hará el cobro de una comisión por este servicio.

El costo de la reposición es fijo dependiendo cada tarjeta de crédito y contempla diferentes gastos de logística, cómo:

  • Atención personalizada para la cancelación del plástico perdido.
  • Atención para la solicitud de reposición.
  • Costo del plástico y elementos de seguridad.
  • Costo por personalización de la tarjeta.
  • Costos de envío.
  • Activación de la tarjeta.

Este cargo se genera únicamente por evento, por lo que no tendrás que hacer más pagos de este tipo mientras conserves la tarjeta de crédito.

También hay ocasiones en las que tendrás que pedir una reposición en caso de que el plástico se encuentre muy deteriorado y tengas problemas para la lectura en cajeros y terminales.

Inclusive también tendrás que solicitarla en caso de que llegue el año de expiración de tu tarjeta, fecha en la que dejará de funcionar y será completamente obsoleta por motivos de seguridad.

Comisiones de la tarjeta de crédito por aclaraciones improcedentes

Hay ocasiones en que los usuarios generan quejas y solicitudes de aclaración a los bancos por cargos o montos no reconocidos de gastos que aparecen en su estado de cuenta.

Ante esto los usuarios están en su derecho de meter una reclamación y reporte de lo sucedido para que la institución financiera, por obligación y supervisión de organismos con CONDUSEF, emprendan una investigación.

Esta investigación buscará aclarar lo sucedido sobre el movimiento o cargo reflejado en la cuenta del tarjetahabiente, y tiene como finalidad deslindar o responsabilizar al cliente sobre dicho gasto.

También se realiza con la finalidad de identificar posibles delitos, como la clonación de tarjeta, robo de identidad y otros más.

Durante este proceso el usuario no deberá realizar el pago de esta suma en cuestión, y en caso de que se demuestre el fraude, el banco quitará los cargos al cliente y correrá con ellos.

Sin embargo, en caso de que el banco encuentre al usuario responsable de dicho cargo,este tendrá que hacer el pago del total de la cantidad más los intereses acumulados y claro, el cobro de la comisión por la investigación.

Por ello la importancia de tener plena certeza de los gastos y movimientos que hacemos en todo momento, llevando un registro, revisando nuestra actividad en nuestra banca móvil y siempre conservando tickets o comprobantes de compra.

Asimismo siempre es recomendable no prestar la tarjeta de crédito a otras personas y mucho menos compartir contraseñas o el NIP de estas, así como el número de tarjeta, de expiración y de seguridad.

De esta manera puedes tener mayor control y seguridad en cuanto al uso de tu plástico para que no sufras un inconveniente o malentendido que pueda resultar aún más costoso.

También ante estos casos es recomendable hacer uso del sistema de prendido y apagado de tarjeta de crédito que ofrecen muchos bancos a través de su aplicación móvil.

Esto es especialmente recomendable en caso de que seas algo olvidadizo o despistado (nos pasa a todos), o que vayas a salir de fiesta y puede que no estés al tanto de los gastos exactos que hiciste.

Ante estas situaciones, el apagar nuestra tarjeta o bloquearla de forma momentánea nos ayudará a no presentar cargos sorpresa que en ocasiones podamos interpretar como no reconocidos.

También es importante conocer todos los riesgo y fraudes a los que podemos estar vulnerables, como el robo o la clonación, ante los cuales debemos tener muchas medidas precautorias.

Comisiones por recibir servicios adicionales

También hay comisiones de la tarjeta de crédito por recibir beneficios o servicios adicionales a los incluídos de manera predeterminada por este producto.

Estos beneficios pueden ser los derechos a diferir las compras a meses sin intereses, mayor acumulación de puntos en programas de recompensas y membresías para ciertos comercios o servicios.

Todo esto suele tener un cobro fijo de manera anual o mensual, con el cual tendrás acceso a este tipo de beneficios con un módico cargo.

Es importante que antes de que aceptes este tipo de servicios puedas evaluar si realmente lo necesitas y harás uso de este, pues de lo contrario sólo se volvería un gasto innecesario para tu tarjeta de crédito.

Pagos o retiros de la tarjeta en otros bancos

Como seguro ya sabes, no solamente puedes pagar o retirar de tu tarjeta de crédito o débito en las sucursales o cajeros automáticos de la institución a la que pertenecen, sino en muchos otros sitios afiliados.

Estos pueden ser tiendas departamentales, de autoservicio, farmacias y lugares que cuentan con la autorización para el trámite, sin embargo, como es todos los servicios de terceros, se te hará el cobro de una comisión.

De igual manera debes saber que es posible hacer uso de tu tarjeta de crédito en otros cajeros automáticos pertenecientes a distintos bancos, pues la mayoría usa una tecnología igual.

Sin embargo, el banco que te prestará el servicio te hará un importante cobro de comisiones dependiendo de tu solicitud.

Esto va desde la consulta de tu saldo a través de sus cajeros hasta el retiro de dinero en efectivo en caso de que no encuentres un cajero de tu banco o que sea una emergencia.

Este monto está establecido por cada institución y se realiza en cada evento, por lo que no es muy conveniente hacer este tipo de prácticas.

¿Cuáles son los bancos con las comisiones más altas en México?

Para información y protección de los usuarios de servicios financieros, dependencias como la CONDUSEF y el Banco de México han elaborado listados para conocer los bancos que mayores comisiones cobran por distintos conceptos.

Esta lista se basa en las tarjetas estándar o denominadas como “tarjetas clásicas” que manejan todas las instituciones y que son las que mayor abundan en el mercado.

BBVA Tarjeta Azul
  • Anualidad: $699.00
  • Reposición: $180.00Aclaraciones improcedentes: N/A
  • Gastos de cobranza: $418.00
  • Disposición de efectivo en cajero propio: 6.5%
  • Costo Anual Total Promedio: 106.6%
Banco Famsa Tarjeta de Crédito Clásica
  • Anualidad: $350.00
  • Reposición: $100.00
  • Aclaraciones improcedentes: $150.00
  • Gastos de cobranza: $250.00
  • Disposición de efectivo en cajero propio: 7.0%
  • Costo Anual Total Promedio: 101.8%
Banco Azteca Clásica

  • Anualidad: $0.00
  • Reposición: $150.00
  • Aclaraciones improcedentes: $250.00
  • Gastos de cobranza: $350.00
  • Disposición de efectivo en cajero propio: 5.0%
  • Costo Anual Total Promedio: 99.4%
Santander Clásica Internacional
  • Anualidad: $630.00
  • Reposición: $140.00
  • Aclaraciones improcedentes: $200.00
  • Gastos de cobranza: $350.00
  • Disposición de efectivo en cajero propio: 10.0%
  • Costo Anual Total Promedio: 88.0%
HSBC Clásica
  • Anualidad: $685.00
  • Reposición: $165.00
  • Aclaraciones improcedentes: $200.00
  • Gastos de cobranza: $399.00
  • Disposición de efectivo en cajero propio: 6.5%
  • Costo Anual Total Promedio: 83.0%

Tarjetas de crédito con las comisiones más bajas

Así como hay tarjetas con altas sumas de comisiones, también las hay por el contrario, con bajos intereses en sus servicios.

Sin embargo cabe aclarar que una baja comisión no siempre aplica en todos los rubros, pues mientras que hay tarjetas sin cobro de anualidad, esta misma puede tener una de las comisiones más altas para retiro de efectivo.

Por lo cual es muy subjetivo poder determinar una tarjeta con bajo cobro de comisiones, sin embargo en Comparaya.mx consideramos las siguientes:

Tarjeta Inbursa
  • Anualidad: $300.00
  • Tarjeta adicional: $0.00
  • Reposición: $0.00
  • Aclaraciones improcedentes: $200.00
  • Gastos de cobranza: $350.00
  • Disposición de efectivo en cajeros: 6.0%
  • CAT: 65.6%
Tarjeta de Crédito Scotiabank
  • Anualidad: $0.00
  • Tarjeta adicional: $0.00
  • Reposición: $159.00
  • Aclaraciones improcedentes: $200.00
  • Gastos de cobranza: $399.00
  • Disposición de efectivo en cajeros: 6.5%
  • CAT: 57.6%
Banregio
  • Anualidad: $0.00
  • Tarjeta adicional: $0.00
  • Reposición: $180.00
  • Aclaraciones improcedentes: $250.00
  • Gastos de cobranza: $300.00
  • Disposición de efectivo en cajeros: 6.0%
  • CAT: 64.6%

¿Por qué los bancos cobran las comisiones de la Tarjeta de Crédito?

Podemos entender lo de los intereses pero ¿Por qué el cobro de las comisiones? Pues de hecho la respuesta es más simple de lo que piensas.

El motivo por el que las instituciones bancarias realizan el cobro de comisiones por sus servicios a los usuarios son 2: El pago de logística y ganancia de la empresa.

Lo primero se refiere a la recuperación de todo el costo de operación que cuesta determinado servicio para el banco.

Esto va desde el pago a empleados de atención a clientes, mantenimiento de aparatos e instalaciones, costos de plásticos y papelería, costos de envío y costos de servicios a través de terceros.

En cuanto al segundo punto, es claro que como en toda institución privada, el objetivo y negocio es la generación de ganancias a través del pago que hacen los clientes por el producto o servicio.

En este caso, los bancos para nada son la excepción, y claro que este cobro de comisiones es gran parte de los recursos millonarios que obtienen estas instituciones de manera anual, de tal manera que se hace un negocio redituable.

Es por ello que casi todos los aspectos del uso de una tarjeta contienen comisiones, y las que en muchas ocasiones pueden ser consideradas muy elevadas por los usuarios.

¿Cuál es la importancia de conocer las comisiones de la tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un producto financiero sumamente útil y práctico, pero también muy delicado, el cual debemos aprender a usar de forma cuidadosa y responsable para no caer en problemas económicos o de otra índole.

El conocer exactamente su funcionamiento, así como los aspectos que la conforman, como el costo de anualidad, CAT, tasa de interés y las comisiones, nos ayudarán a hacer un mejor uso controlado de ella.

Conocer el costo o los porcentajes de las comisiones sobre cada servicio que te ofrece te ayudará a visualizar y contemplar el costo adicional y total que este servicio tendrá, con lo cual podrás proveerte para considerarlo en tu presupuesto.

Gran parte de la población económicamente activa en México, usuaria de tarjetas de crédito han llegado a tener o tienen problemas con ellas, como deudas y demás cuestiones que dañan sus finanzas familiares y su historial crediticio.

Esto se debe más que a la falta de recursos para pagar, al desconocimiento sobre las comisiones, costos y funcionamiento de su tarjeta.

En una encuesta realizada a nivel nacional 71% de los usuarios afirman no comparar los productos financieros antes de contratar una tarjeta.

El 19% de los encuestados dijeron no saber si su tarjeta de crédito les cobra alguna anualidad.

Por su parte el 38% mencionó desconocer las comisiones que le cobran en su cuenta de depósito y en sus tarjetas de crédito.

Tips para elegir de manera adecuada tu tarjeta de crédito

Saber elegir una tarjeta de crédito que sea eficiente para ti no es una tarea tan difícil como muchos pueden pensar, pues la respuesta siempre está en nosotros mismos.

Debemos antes que nada considerar nuestras necesidades, para qué y en dónde la usaremos, cuales son nuestros gastos promedios mensuales y claro, nuestros ingresos.

Determinar cuál será la mejor no solo se basa en la línea de crédito que nos ofrece, pues debemos siempre estar conscientes que esta no es una extensión de nuestro efectivo, sino un recurso que debemos pagar.

Por ello, siempre debemos revisar cual es la que mejor se adapta a nuestras necesidad, presupuesto, estilo de vida, nos generará un mejor ahorro y además otorgará mejores beneficios.

Por ello antes de contratar se sugiere:

  • Comparar diferentes bancos y tipos de tarjetas.
  • Revisar la descripción general de la tarjeta y sus beneficios.
  • Consultar las comisiones que cobra.
  • Revisar la tasa de interés.
  • Consultar el CAT.
  • Revisar cuales son los requisitos para la contratación.
  • Todos los beneficios que otorga (descuentos, programas de recompensas, ofertas, etc.)
  • Consultar los seguros de usuario que ofrecen (y si tienen un costo extra)

¿Cómo utilizar mi tarjeta de crédito de forma adecuada?

El conocer todos los detalles y los por menores de nuestra tarjeta antes y durante su uso nos garantizará un mejor y más eficiente empleo de este servicio financiero.

Para ello es necesario consultar y estar siempre al pendiente de la información oficial emitida por los bancos y por páginas especializadas como Compara Ya.

Antes de contratarla siempre es bueno hacer un análisis para determinar qué tipo de tarjeta nos conviene en función de nuestros gastos y nuestra economía, y mientras la usamos siempre seguir las siguientes recomendaciones:

  • Utilizar la tarjeta de crédito de forma moderada y en función de tus ingresos.
  • Siempre tener presentes las fechas de corte y límite de pago.
  • No hacer pagos mínimos, procurar siempre pagar el adeudo completo.
  • Revisa tu estado de cuenta y movimientos constantemente.
  • Lleva un registro de tus gastos y ponte un límite de manera semanal o mensual.
  • Haz gastos con ella de artículos duraderos, procura no usarla para despensa o similares.
  • Trata de no usarla para retirar efectivo, ya que estos es muy costoso.
  • Asegurate de que los pagos están a meses sin intereses antes de hacer una compra a plazos.
  • Siempre conserva el contrato y la información de tu tarjeta en un sitio seguro.
  • Procura no prestar tu tarjeta o compartir información.

¡Compara Ya y obtén la mejor tarjeta de crédito!

En Comparaya.mx encontrarás a tu mejor aliado para poder buscar, cotizar y comprar en tan sólo unos segundos la mejor tarjeta de crédito para ti y tu familia.

En nuestro cotizador podrás encontrar la mejor oferta entre los principales y más prestigiosos bancos del país.

Podremos instruirte en función de tus cualidades personales y tus ingresos para encontrar la tarjeta que más beneficios te de, menores costos tenga y mejor se adapte a tu estilo de vida.

¡Compara Ya y contrata tu tarjeta de crédito hoy mismo!