¿Conoces qué son las Tarjetas de Crédito Adicionales?

Si ya eres usuario de una o varias tarjetas de crédito con las principales instituciones financieras en el país, debes de saber que existe una posibilidad de ampliar tu servicio para ti o tu familia a través de las Tarjetas de Crédito Adicionales.

Se tratan de plásticos extra asociados a la cuenta de crédito que ya tienes abiertas, los cuales funcionan para que puedas asignarles un método de financiamiento a otras personas que dependen económicamente de ti para sus gastos diarios, como hijos o cónyuge.

Esta tarjeta de crédito adicional es una herramienta extra que permite al beneficiario acceder a la línea de crédito del titular de la cuenta, por lo general se emiten a familiares cercanos, aunque el titular puede hacerlo hacia cualquier persona de confianza.

De esta forma las personas que posean estos plásticos adicionales podrán acceder a la línea de crédito o el “dinero” del titular para poder realizar con este todas las compras que necesiten.

Sin embargo, será el titular de la cuenta la persona que seguirá teniendo la responsabilidad, control y las obligaciones de pago de la tarjeta principal y de todas las adicionales que posea.

Sin duda alguna es un excelente y novedoso instrumento para poder facilitar recursos a las personas que dependen directamente de nosotros sin la necesidad de prestar nuestra tarjeta de crédito y facilitar nuestras contraseñas, lo cual a veces es un tanto riesgoso.

Sin embargo, así como estas tarjetas representan una amplia ventaja, también conllevan una responsabilidad, por lo que hay que estar informados plenamente sobre su correcto uso para evitar problemas financieros.

En Comparaya.mx te decimos todo lo que necesitas para poder contratar, asignar y usar de manera efectiva tus tarjetas adicionales.

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito adicionales?

Una vez que el titular de la línea a solicitado una tarjeta de crédito adicional y esta ha sido aprobada, deberá informar quién es la persona a quien se le extenderá el beneficio.

Este puede ser un familiar cercano por lo general, sin embargo no es obligatorio, el único requisito es que el usuario a quien va dirigida sea mayor de edad (18 años en adelante).

Este plástico tendrá el mismo color y apariencia que la del titular, sin embargo vendrá expedida a nombre del beneficiario y tendrá un número de cuenta y tarjeta diferente.

El objetivo de esta distinción es poder separar e identificar los gastos que hace el usuario titular de la cuenta de crédito y el beneficiario que lo hace por medio de la extensión.

Esta tarjeta podrá ser utilizada por el adicional para compras, contrataciones y disposiciones que necesite, esto hasta por el límite de la línea de crédito del titular o el límite que disponga el tarjetahabiente principal de la cuenta.

A pesar de que el adicional tenga su propio plástico y gastos, el estado de cuenta seguirá siendo emitido y llegando exclusivamente al dueño de la cuenta, quien podrá administrar todos los movimientos y verificar los gastos que hicieron sus adicionales.

Esta persona será la que tendrá la obligación de pagar la totalidad de los adeudos que genere el uso de la cuenta, ya sea por su tarjeta propia como el de las adicionales.

Esto como siempre, deberá ser antes de la fecha límite de pago, pues de lo contrario se generarán intereses y afectaciones a su propio historial crediticio.

¿Para qué sirven las Tarjetas de Crédito Adicionales?

La tarjeta de crédito adicional tiene la función de asignar un método de pago fácil, práctico, seguro y siempre disponible a aquellas personas que dependen económicamente de nosotros o que necesitamos apoyar en sus financiamientos.

De esta manera, evitaremos la necesidad de hacer envíos de dinero, depósitos, entregarlo en efectivo o, en el peor de los casos, prestar nuestra propia tarjeta de crédito titular y otorgar nuestro NIP y contraseña.

Con esta tarjeta extra, estas personas podrán tener un acceso a nuestra línea de crédito para poder disponer de todos los recursos o sólo los que delimitamos previamente.

Esto es de gran utilidad para poder facilitar una forma de pago para nuestros hijos, pareja, padres o familiares incapacitados o que necesiten un apoyo económico de nuestra parte.

Sin embargo, hay que tener mucho cuidado de que la persona a la que le otorgamos este adicional es de nuestra entera confianza y entiende perfectamente la forma de uso de este instrumento financiero.

Esto porque el acceso a nuestra línea de crédito puede representar varios riesgos, como el sobregasto y endeudamiento del titular de la línea, quien sigue siendo el que tiene la obligación financiera de pagar el servicio.

Estas principalmente se recomiendan para personas estudiantes, en situación vulnerable o parejas estables que tienen una familia y los gastos de los ingresos son administrados por ambas personas.

Esto sirve principalmente para dar gasto a tu pareja, suponiendo que sólo se dedique a las labores y compras del hogar.

¿Cómo solicito una Tarjeta de Crédito Adicional?

Para poder solicitar este tipo de tarjetas también nosotros como titulares de la cuenta debes cumplir con ciertos requisitos para que sea aprobado y expedido el plástico a nombre del beneficiario.

Antes que nada, lo más importante es asegurarnos que la persona a quien le entregaremos este recurso es de nuestra entera confianza, responsables y que sabe exactamente en qué consiste el servicio y como se debe de utilizar.

Esta persona podrá ser quien decidamos siempre y cuando cumpla con la mayoría de edad en nuestro país.

También, deberemos verificar que nuestro banco o nuestro tipo de tarjeta de crédito puede ampliarse con las tarjetas de crédito adicionales, pues esta es una característica que no todas tienen.

Algunas tarjetas, por sus usos especiales o su limitada línea de crédito (como las tarjetas de estudiantes), no son candidatas a tener adicionales, por lo que deberás preguntar directamente en tu banco o por medio de las apps.

Toma en cuenta que para que puedas solicitarla, la tarjeta titular debe estar activa y sin estatus de mora, esto quiere decir que no se debe de tener ningún adeudo con la cuenta.

¿Qué se puede y qué no se puede hacer con estas tarjetas?

Las tarjetas de crédito adicionales son bastante útiles tanto para el titular de la cuenta como para los usuarios beneficiarios, sin embargo también tienen ciertas limitantes, ya sean desde las que pone el administrador hasta las impuestas por el banco.

Por ello es muy importante que conozcas que se puede hacer y qué beneficios te dan, tanto como las restricciones para los beneficiarios adicionales.

Entre las principales ventajas o acciones que puedes hacer con estas tarjetas están:

  • Realizar compras y contrataciones de servicios.
  • Hacer transferencias.
  • Comprar a meses sin intereses (sólo si la tarjeta tiene el servicio).
  • Promociones y descuentos.
  • Participar en programas de recompensas y acumulación de puntos.
  • Retirar dinero en efectivo.

Estas son sólo algunas de las ventajas y acciones que puedes realizar como portador de una tarjeta de crédito adicional entre muchas otras.

En cuanto a lo que no puedes hacer o las limitaciones que se te imponen están:

  • No puedes solicitar un aumento de la línea de crédito.
  • No puedes cerrar la cuenta.
  • No podrás autorizar compras más allá del límite de crédito de la cuenta en total o de lo que te fue asignado por el titular.
  • Es posible que se te limite el acceso al estado de cuenta especificado por el titular.
  • Esta tarjeta de crédito no genera historial crediticio para el beneficiario.

Es importante que tomes todo esto en cuenta para un correcto uso de tu herramienta y que no te lleves ninguna sorpresa a la hora de querer gestionar algún trámite correspondiente con la cuenta.

¿Estas Tarjetas generan historial crediticio?

La respuesta es: Si y no. Pero ¿Cómo es eso? te estarás preguntando seguramente, puesto que muchas personas no entienden muy bien las funciones o implicaciones de estas herramientas.

Debemos dejar en claro, esta tarjetas y el buen o mal uso de ellas si generan un historial en el Buró de Crédito, pero este es para el mismo titular de la cuenta, es decir, para el dueño de la tarjeta principal.

A pesar de que la persona beneficiaria usuaria de la tarjeta de crédito adicional sea la que cumpla o inclumpla con los pagos a tiempo, es el titular quien tiene la obligación de pagar antes de la fecha límite el total del adeudo.

Esto incluye el conjunto de los gastos de su tarjeta y las adicionales, de esto dependerá su buena o mala nota crediticia, así como los intereses que llegue a generar el servicio.

En tanto para el beneficiario, aunque la tarjeta adicional esté a su nombre, esta no generará ninguna nota crediticia, ni buena ni mala.

Por ello es que no son una opción para los que quieren comenzar a formar un historial para futuros préstamos o créditos, pues de esta manera no se generará ningún registro.

Si esto es lo que buscas, es más recomendable obtener otro tipo de servicios, como las tarjetas para estudiantes o tarjetas que no requieran historial crediticio previo.

También debes de tomar en cuenta que además de que el titular tendrá todas las responsabilidades de la cuenta, de igual forma es el beneficiario de los programas de puntos y recompensas que llegue a tener el plástico.

¿Cómo puedo Limitar el Uso de la Tarjeta a los Beneficiarios?

Es común que se presenten problemas o controversias entre el titular de la cuenta y los beneficiarios de las tarjetas de crédito adicionales por los gastos que estos hagan o el mal uso que le puedan llegar a dar.

Por ello debes considerar sólo otorgarlas a personas de tu entera confianza y que sabes que realmente la necesitan.

Si está en tu posibilidad económica, pueden ser una muy buena opción, pero si este no es el caso, deberás considerar otras alternativas de apoyo y financiamiento a estas personas.

Sin embargo, si ya has decidido dar el paso y asignar una tarjeta de crédito adicional, debes de conocer las herramientas y recomendaciones que tienes para limitarlas.

  • Puedes asignar un límite de crédito específico para cada tarjeta, de esta manera, el usuario no podrá gastar más de lo autorizado.
  • Este límite de crédito puede ser aumentado o reducido según lo decidas y conforme a las necesidades de tus familiares.
  • Se te sugiere revisar constantemente los estados de cuenta, a cuánto ascienden los gastos y en qué lugares o productos se han hecho.
  • También puedes establecer alertas cada vez que se haga una compra o una transacción, las cuales pueden llegar vía SMS o por medio de la app.
  • En caso de alguna irregularidad o abuso, es importante que te comuniques con el beneficiario para establecer reglas y límites.
  • En caso extremo puedes bloquear o cancelar completamente las tarjetas de crédito adicionales, sin embargo, deberás hacerte responsable de los cargos que ya se encuentran reflejados.

¡Conoce las Mejores Tarjetas para solicitar Adicionales este 2020!

Si estás considerando obtener tarjetas de crédito adicionales sobre la línea que ya tienes ahora o sobre una que planeas obtener en un futuro, en ComparaYa.mx te decimos cuales son las más convenientes.

Aunque todas funcionan de manera muy similar, hay algunas que son más convenientes, ya sea porque no tienen costo de anualidad, sus bajos intereses o porque te permiten obtener mayor número de tarjetas adicionales.

Entre las más destacadas se encuentran:

2Now HSBC

  • Sin cuota anual para la tarjeta titular ni adicionales.
  • Ingresos mínimos de $15 mil pesos comprobables.
  • Puedes obtener hasta 2 tarjetas adicionales.

Tarjeta Invex Volaris

  • Ingreso mínimo de $5 mil pesos comprobables.
  • Primer año sin anualidad.
  • Anualidad de $2,200 + IVA a partir del segundo año.
  • Puedes solicitar hasta 5 tarjetas adicionales.

Tarjeta HSBC Zero

  • Ingresos mínimos de $7 mil pesos comprobables.
  • Sin anualidad para el titular y adicionales.
  • Puedes solicitar hasta 2 tarjetas adicionales.

American Express Gold Elite

  • Ingreso mínimo de $15 mil pesos.
  • Anualidad sin costo durante el primer año.
  • $1,500 pesos de anualidad a partir del segundo año diferidos a 3 meses.
  • Hasta 3 tarjetas adicionales sin costo extra.

Estas son algunas de las mejores opciones que tienes para poder solicitar tarjetas de crédito adicionales con las cuales puedas apoyar a las personas cercanas a ti a sus compras diarias.

Recuerda siempre considerar todas las medidas de seguridad, así como establecer claramente con los usuarios las reglas y límites de uso, así como su cumplimiento con los pagos y capacidad financiera.

De esta manera podrás asegurarte de tener la mejor experiencia de uso y no quedar endeudado o con problemas personales que puedan afectarte.

¡Para que conozcas más sobre cualquier tipo de tarjeta de crédito o cotizar sin costo alguno está tu aliado, Comparaya.mx!

logotipo
© Copyright 2020 Comparaya.mx todos los derechos reservados. El uso de este sitio implica que aceptas nuestros Términos y condiciones, asi como el Aviso de Privacidad.