SAT para Principiantes

Publicación:

SAT para Principiantes

¿Estás por entrar al mundo laboral o ya te encuentras en él y no sabes nada acerca de los impuestos? No importa en qué situación te encuentres, seguramente ya oíste hablar del SAT, el responsable de que te descuenten dinero cada vez que te pagan, es por eso que en Compara Ya te daremos una pequeña guía del SAT para Principiantes.

Solicita tu Tarjeta de Crédito en Segundos



Comencemos por descubrir ¿Qué es el SAT?

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) es un organismo que pertenece a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), el cual se encarga de asegurar que las personas físicas y morales contribuyan al gasto público a través de los impuestos. Es decir, el SAT recauda y administra los impuestos que serán destinados a financiar gastos e inversiones como obras públicas, servicios públicos, etc, en todo el país.

Por ende, a los impuestos se les puede ver como una clase de tributo que dan las personas económicamente activas al país, para poder llevar a cabo funciones y necesidades colectivas de la sociedad.

¿Qué son las personas físicas y morales?

Para el SAT y para fines fiscales existen dos tipos de personas: las físicas y las morales, pero ¿cuál es la diferencia?

Las personas físicas con individuos con posibilidad de adquirir derechos y contraer obligaciones, mientras que las personas morales son aquellas que se unen con un fin específico, por ejemplo, formar una empresa o asociación civil.

En la República Mexicana existen 6 regímenes fiscales para las personas físicas y 2 regímenes fiscales para las personas morales.

Personas físicas

  • Asalariados: Personas que reciben sueldo a cambio de la prestación de sus servicios. Obtienen prestaciones (vacaciones, seguro social, aguinaldo, etc) y en ocasiones utilidades de la empresa en la que laboran. Los asalariados presentan su declaración de impuestos una vez al año.
  • Servicios profesionales: Personas que prestan sus servicios de manera independiente, también llamados freelancers. Estas personas no obtienen prestaciones ni utilidades de la empresa o institución para la cual laboran. Presentan su declaración de impuestos ya sea de forma anual o mensual.
  • Actividades empresariales: Personas que tienen actividades comerciales, su negocio, en ámbitos industriales, de transporte, agrícola, ganadero, de pesca, etc. Talleres, cafeterías, restaurantes, tiendas, etc. Presentan su declaración de impuestos ya sea de forma anual o mensual.
  • Arrendamiento de inmuebles: Personas que obtienen ingresos por rentar inmuebles. Presentan su declaración de impuestos ya sea de forma anual, mensual o trimestral.
  • Incorporación fiscal: Personas físicas que se dedican a actividades empresariales. Venden bienes y prestan servicios y no requieren de título profesional. Fondas, tiendas, tintorerías, fruterías, salones de belleza, etc. Presentan su declaración de impuestos de forma bimestral
  • Intereses: Personas que obtienen sus ingresos a través de intereses. Presentan su declaración de impuestos de forma anual.

Personas morales

  • Del régimen general: Empresas o sociedades con fines lucrativos. Presentan declaración anual de impuestos.
  • Con fines no lucrativos: Asociaciones civiles que no obtienen ganancia económica por sus actividades. Presentan declaración mensual de impuestos.

Te puede interesar ¿Te has preguntado qué es el CAT en las tarjetas de crédito?

¿Cómo funciona el SAT?

Cuando uno empieza a trabajar de manera formal es necesario darse de alta en el SAT. Dependiendo del perfil de la persona es el régimen fiscal en el que estará. Por ejemplo, a los asalariados la empresa automáticamente los da de alta en el SAT; sin embargo, bajo otras modalidades, es la persona la que se debe dar de alta e ir al corriente con sus declaraciones de impuestos.

¿Qué es el RFC?

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) es una clave alfanumérica que identifica como contribuyentes a las personas físicas y morales.

El RFC se puede tramitar incluso antes de que empieces a trabajar, sin embargo no debes preocuparte por hacer declaraciones de impuestos, porque hasta que no generes un ingreso no tendrás obligaciones fiscales.

¿Qué es la e.firma?

Antes llamada Firma Electrónica Avanzada o FIEL, la e.firma es un archivo digital que te identifica al realizar trámites en línea en el SAT e incluso en otras dependencias del Gobierno. Tu e.firma es única, es un archivo seguro y cifrado que incluye tu firma caligráfica. Por sus características, es segura y garantiza tu identidad.

Te puede interesar ¿Qué son las Tarjetas Digitales?

Ejemplos de declaración de impuestos

Caso 1: Eres contratado en una empresa y recibes un salario

En este caso depende mucho tu declaración anual; si trabajas en una empresa y estás inscrito en la nómina, tus impuestos los declara tu patrón. Solo estás obligado a presentar declaración anual de forma independiente si el año previo tuviste ingresos por 400 mil pesos o más.

La ventaja de presentar declaración anual aunque no estés obligado es que puedes hacer deducciones, lo que puede generarte un saldo a favor. En 2015, el número personas físicas que presentaron su declaración creció en 13.4 por ciento respecto de 2014 con poco más de 5 millones de contribuyentes, de acuerdo con datos del SAT.

Algunos de los gastos que puedes deducir (con ciertos límites de dinero) son: gastos médicos, dentales, compra de lentes ópticos graduados, entre otros.

Caso 2: Tienes ingresos por salarios y además haces trabajos como freelance

En este caso sí presentas declaración anual de forma independiente y además presentas declaraciones mensuales. Para hacer todo esto, puedes contratar a un contador. Durante todo el año recuerda pedir las facturas de los gastos relacionados con la actividad que realizaste, ya que podrás deducirlos en tu declaración anual.

Caso 3: Trabajas de manera independiente

Presentas declaración anual y también mensuales. Después de cada declaración anual, Hacienda te dirá si le debes o tienes saldo a favor, y en dado caso te hará una devolución a tu cuenta bancaria.

Cabe destacar que muchos de los trámites se pueden realizar y consultar directamente en el sitio web del SAT.

Te puede interesar ¿Qué son los Cetes?

¿Por qué es importante conocer el SAT?

Expertos han afirmado que la falta de cultura en temas fiscales se debe a dos grandes problemas, uno de ellos es la desconfianza, ya que muchas personas (físicas y morales) no están dispuestas a pagar impuestos por el mal manejo que el Gobierno les pueda dar.

Al haber menos recaudación, hay menos dinero para generar bienes públicos como seguridad y pavimentación; al no contar con estos servicios, las personas creen que no se está haciendo nada con su dinero, por lo tanto no aportan y buscan evadir impuestos.

El otro problema es el desconocimiento, ya que la mayoría de la población tiene poco conocimiento acerca de los términos y obligaciones a los que nos debemos atener.

Una de las soluciones que se han hablado es comenzar a impartir talleres, cursos y pláticas en los diferentes niveles de educación para inculcar la cultura fiscal, de esta manera, tanto los alumnos como sus padres podrán entender a qué se destinan sus impuestos y la importancia de los mismos.

Vocabulario fiscal para principiantes

  • Autoridad fiscal: Representante del poder público facultado para recaudar impuestos, llevar un control de los contribuyentes, o imponer las sanciones previstas por el Código Fiscal.
  • Devolución de impuestos: Reintegración que realizan las autoridades fiscales a los contribuyentes por la obtención de pagos indebidos o saldos a favor en sus declaraciones.
  • Factura electrónica: Es un documento digital con validez legal. Utiliza estándares de seguridad internacionalmente reconocidos, para garantizar la integridad, confidencialidad y autenticidad.
  • Firma electrónica avanzada: Conjunto de datos que permiten asegurar la identidad del contribuyente. Esta firma tiene las cualidades de Reconocimiento por el marco legal.
  • Razón social: Es la forma con que se denominan algunas personas morales, equivale al nombre de las personas físicas.
  • Recibo de honorarios: Es el comprobante fiscal que expide una persona física por la prestación de un servicio personal independiente.
  • Clave de Identificación Electrónica Confidencial (CIEC): Sistema de identificación basado en el RFC y el NIP (número de identificación personal), utilizado para realizar declaraciones provisionales y declaraciones anuales.
  • Clave única de registro de población (CURP): Es una clave personal e irrepetible formada por números y letras y que sirve para registrar e identificar en forma individual a cada una de las personas físicas en el territorio nacional.
  • Cédula de Identificación Fiscal (CIF): Es el documento que expide la autoridad fiscal a las personas, en el que consta el nombre y su clave del Registro Federal de Contribuyentes.
  • Certificado de Sello Digital. Los certificados de sellos digitales son expedidos por el SAT y son para uso de CFDI. Por medio de ellos el contribuyente podrá sellar electrónicamente la cadena original de los comprobantes que emita.
  • Clave o Llave privada: Es un archivo electrónico necesario para generar el uso del sistema del SAT. El archivo sólo debe ser conocido y resguardado por el propietario del par de claves o llaves (pública/privada).
  • Clave o Llave pública: Al igual que el anterior es un archivo electrónico necesario para generar el uso del sistema del SAT. La clave o llave pública se presenta dentro del archivo de requerimiento para presentarlo ante el SAT y obtener un certificado digital.
  • Código de Barras Bidimensional: Es un dispositivo de seguridad proporcionado por el SAT una vez aprobada la asignación de folios fiscales al contribuyente, el cual deberá ir adherido al comprobante fiscal impreso.
  • Sistema Integral de Comprobantes Fiscales (SICOFI): Este sistema se encarga de asignar folios y series en su caso, así como de recibir informes mensuales de utilización de folios emitidos por parte de aquellos contribuyentes que optaron por emitir comprobantes fiscales digitales.
  • Solicitud de Certificados Digitales (SOLCEDI): La aplicación de Solicitud del Certificado Digital (SOLCEDI) es utilizada para que el Contribuyente (Persona Moral o Física) pueda generar un archivo de requerimiento, con el cual realizará el proceso para obtener un Certificado Digital que ocupará en sus movimientos de tipo fiscal.
logotipo
© Copyright 2020 Comparaya.mx todos los derechos reservados. El uso de este sitio implica que aceptas nuestros Términos y condiciones, asi como el Aviso de Privacidad.