Seguro de auto comercial, un blindaje para nuestro negocio

Ya sea para proteger una inversión, ampararnos ante accidentes, responsabilidades civiles, casos legales o inclusive para proteger nuestra salud y hasta nuestras vidas, contar con un seguro de auto comercial o de cualquier otro tipo se ha vuelto no solo conveniente, sino primordial en la actualidad.

Es por ello que actualmente las aseguradoras nos ofrecen una amplia gama de pólizas diseñadas para cada una de nuestras necesidades: Los seguros de vida, seguros de autos y entre estos, el seguro de uso comercial, una excelente opción para blindar los vehículos de tu empresa o negocio ante cualquier situación a la que estén expuestos.

Pero empecemos por lo primero ¿qué es un seguro de auto comercial?

También conocidos como seguros de flotillas o empresariales, un seguro de auto comercial está diseñado, a diferencia de los personales, para proteger todos aquellos vehículos que pertenecen a un negocio, ya sea persona física o moral, pero que en sí, desempeñan un uso logístico, ya sea en el transporte de mercancía, personal o cualquier otra labor.

Estas pólizas contemplan las enormes diferencias, necesidades y riesgos que corre un vehículo que se dedica al ramo comercial o industrial a diferencia de uno de uso personal o “doméstico”.

Están diseñados para cubrir a uno o más conductores que necesiten la protección del seguro comercial al momento de realizar sus labores, y que estas incluyan la conducción o transporte con motivos logísticos.

Además estos también contemplan las exigencias de los diferentes tipos de vehículos que puede llegar a usar una empresa. Desde motocicletas y autos compactos hasta camionetas, autobuses de pasajeros y camiones de carga de todo tonelaje.

Incluso estas pólizas pueden extenderse a vehículos especiales, como lo son la maquinaria pesada (grúas, excavadoras, etc) hasta pipas o transporte de materiales químicos o peligrosos.

Las necesidades y los riesgos a los que se encuentran expuestos cada uno de estos transportes es diferente y puede variar aún más dependiendo la ruta y el trabajo específico que se le asigne a cada una de las unidades, por lo cual estos seguros comerciales ofrecen la posibilidad de ser personalizados según los requerimientos de cada cliente.

¿Cuales son los beneficios de contar con éste seguro?

Si contar con una póliza de auto, desde responsabilidad civil (que es la más básica) es en la actualidad algo de vital importancia (y es un seguro obligatorio, por cierto), imagina lo indispensable que es asegurar la flotilla de transporte de tu empresa con un seguro de auto comercial, siendo estos vehículos los actores indispensables en el funcionamiento y la logística de cualquier negocio, y claro, muchas veces los activos con mayor valor monetario.

Más aún si tu negocio se dedica exclusivamente al transporte de carga o pasajeros, donde estos vehículos son los protagonistas indiscutibles, se vuelve obligado contar con este seguro de uso comercial.

¡Conoce más sobre los seguros de pasajeros aquí!

Es por ello que estas pólizas especiales y personalizadas tienen una vasta cobertura que las ponen muy por encima de los seguros convencionales, contando con beneficios extendidos como:

  • Cobertura de uno o más conductores de la empresa.
  • Personalización de la póliza dependiendo las necesidades de la empresa, giro y tipo de vehículo (como lo mencionamos, se pueden asegurar desde compactos a vehículos de carga)
  • .

  • Cobertura ante robo total o parcial del auto.
  • Cobertura por robo de mercancía.
  • Se puede asegurar en una sola póliza un gran número de unidades.
  • Protección en caso de asalto a choferes y pasajeros.
  • aseguramiento en gastos médicos o indemnización por muerte.
  • Protección legal.
  • Responsabilidad civil.
  • Asistencia vial.

¿Cuál es la cobertura del seguro de auto de uso comercial?

El uso que se le da a estos transportes claramente los exponen constantemente a situaciones poco convencionales para un auto de uso personal, y aunque puedan sonar extrañas, dentro de cada ramo empresarial o industrial en el que se empleen, existe la posibilidad de presentar muchas situaciones adversas, es por ello el tipo de coberturas extensas que ofrecen.

Esta cobertura puede variar dependiendo las exigencias del cliente y claro, de una aseguradora a otra, pero en general los principales puntos que abarcan son:

  • Robo: En este factor de riesgo se contempla el robo parcial o total de la unidad, así como la mercancía que lleve a bordo, muchas veces siendo esta de mayor importancia o valor que el mismo vehículo.
  • Daños materiales: Protegen a los propietarios en caso de daños al vehículo o pérdida total en situaciones de accidentes viales u otros factores que lo puedan afectar, como fenómenos naturales y accidentes no automovilísticos que lo lleguen a dañar.
  • Daños por maniobras: Contempla y cubre los daños que se puedan generar al maniobrar los vehículos o la carga de este. Ya sea que en este proceso pueda resultar afectado el auto, la mercancía o las personas que se encuentren en el lugar.
  • Daños de la cargas: El seguro de auto comercial te protege en caso de que la mercancía que se transporta pueda resultar dañada por colisión o manejo negligente, pero de igual manera brinda cobertura en caso de que esta también llegue a causar daños materiales o personales a terceros. Es común que se ponga mucho énfasis en esto para vehículos que transportan materiales de construcción, inflamables (gasolina, gas, etc) o sustancias químicas peligrosas.
  • Daños ecológicos: Como fue mencionado en el punto anterior, esto va enfocado a los transportes que contengan materiales peligrosos o contaminantes, y que al momento de un accidente puedan dañar el medio ambiente donde lleguen a ocurrir derrames.
  • Responsabilidad civil: Se trata de la cobertura básica que todos conocemos en cuanto a daños materiales o personales a terceros.
  • Gastos médicos: Incluye los gastos de hospitalización, tratamientos y medicamentos que puedan ser necesarios en caso de que el conductor, pasajeros o terceros sean afectados por un choque o un accidente relacionado con la carga.
  • Protección legal: Se brinda asesoría jurídica y seguimiento en caso de incurrirse en alguna falta o conflicto legal para deslindar responsabilidades.
  • Asistencia vial: Al igual que en los seguros personales, se brinda asistencia mecánica o de grúas en caso de alguna falla en el auto, esto claro visualizando las necesidades técnicas que tienen los vehículos de mayor tamaño.
  • ¿Cuál es la importancia de contar con esta póliza?

    Nuestro país se encuentra entre los primeros puestos en índice de accidentes viales en el mundo, esto debido en gran parte a la precaria cultura vial y de prevención. Sin duda alguna es un factor determinante a tomar en cuenta, pues si los autos de uso personal se encuentran con una alta posibilidad de tener algún accidente, en los de uso comercial este riesgo aumenta dramáticamente.

    Cabe mencionar que también las condiciones en las que se emplean estos transportes son diferentes a las habituales. Muchos de estos tienen que recorrer amplias distancias por caminos y carreteras donde están más expuestos a sufrir un accidente, ya sea por falla humana o por las condiciones del terreno, que bien sabemos, deja mucho que desear en bastantes sitios.

    De igual forma el factor humano es un importante punto a considerar, ya que siempre está latente el riesgo de accidente por las condiciones del trabajo. Muchos choferes conducen por largas jornadas en condiciones de fatiga, lo cual es una de las primeras causas de accidentes y muertes en carretera.

    De igual manera el manejo y la maniobrabilidad de muchos vehículos, en especial los de grandes dimensiones y tonelaje, hace que la probabilidad de algún error pequeño o fatal pueda causar daños al transporte, la carga o personal.

    Si consideramos que muchos también transportan materiales peligrosos que ponen en riesgo la integridad de los tripulantes así como a terceros y daños ambientales, el contar con el seguro se vuelve indispensable.

    Los robos, otra carta que contemplar.

    También entre otro de los factores determinantes por lo cual es importante contar con un seguro de auto comercial es el índice delictivo. Es innegable que hoy en día todos estamos vulnerables a ser víctimas de este delito. Ya sea desde un asalto para despojarnos de nuestras pertenencias personales, hasta robo total del coche.

    Imagina entonces lo expuestos que se encuentran estos vehículos empresariales al tratarse muchas veces de un transporte de mercancía valiosa. Esto evidentemente los hace un objetivo obvio para estas personas malintencionadas que buscan despojarnos de nuestros bienes.

    El no contar con un seguro de auto comercial que proteja nuestra flotilla y sobre todo nuestros activos (mercancía o el mismo auto) deja a nuestro negocio vulnerable a sufrir importantes pérdidas económicas y capacidad logística. Algo que sin duda pondría en gran riesgo un negocio, en especial a las pequeñas y medianas empresas.

    Seguro de Auto Comercial VS Personal

    En la actualidad, se estima que solo un 25% de los vehículos de uso comercial en nuestro país se encuentran cubiertos por una póliza que los ampare ante los requerimientos más básicos para garantizar su seguridad.

    Esto se debe en gran medida a la negligencia o falta de información por parte de muchas empresas que dependen de sus activos móviles para funcionar. Incluso en muchas ocasiones aseguran los autos con pólizas personales sin analizar las verdaderas necesidades a cubrir.

    Si bien, estar asegurado con un paquete personal puede servir para incidentes “normales”, en caso de que se presente una situación especial que ponga en riesgo nuestros carros o la carga, nos encontraremos desamparados ante la pérdida.

    También cabe mencionar que existen seguros empresariales que no solo cubren a la flotilla de vehículos, su carga y personal. Hay, dependiendo la aseguradora, pólizas más extendidas que protegen otros bienes importantes para nuestro negocio y su funcionamiento.

    Muchos ofrecen la posibilidad de asegurar edificios, maquinaria, instalaciones eléctricas, de agua, combustible, etc, contra algún siniestro o atentado que pueda afectar la operación del negocio.

    Se suele cubrir reparaciones, reposiciones y hasta en algunos casos, pérdidas económicas por la detención de operaciones.

    Tanto el seguro empresarial como el seguro de auto comercial representan un importante complemento para nuestros vehículos y nuestro negocio en general, pues nos blindan casi por completo de cualquier incidente que pueda poner en riesgo la operatividad de la compañía.

    Una inversión para proteger nuestra inversión

    Sin duda alguna y ante las adversidades que nos enfrentamos día con día, el estar asegurados ya no es una opción, sino una obligación para todos nosotros. Y más aún si somos dueños, socios o colaboradores de una empresa, pues recae en nuestros hombros la enorme responsabilidad de proteger los activos y por supuesto, a nuestro recurso humano que los maneja.

    Emprender un negocio no es nada sencillo ni barato, sabemos el tiempo y gran esfuerzo que requiere construirlo y mantenerlo, por lo cual es muy importante estar conscientes de la enorme prioridad de asegurar nuestros bienes, que son al fin y al cabo, el principal motor y la fuente de ingresos para nosotros y nuestros empleados.

    Las opciones sobran en cuanto al seguro de auto comercial y empresarial hablamos, y al hacer una comparación costo/beneficio resulta más que evidente que la inversión que hagamos en una póliza será más provechosa y económica que el no hacerla. Por ello te invitamos a que puedas consultar y asesorarte lo antes posible para evitarte gastos y pérdidas innecesarias que pueden poner en riesgo a todo tu negocio.

    ¡Compara tu seguro de auto al mejor precio aquí!