Asistencia legal en los seguros: Todo lo que debes saber

El servicio de asistencia legal es un beneficio que está presente en casi todo tipo de coberturas en las pólizas para automóviles, motocicletas, camiones y otro tipo de seguros que resguardan nuestro patrimonio y nuestra vida.

Este beneficio es de gran importancia y básico para la protección de nuestra persona en caso de incurrir en alguna circunstancia legal en la que se ponga en juego nuestra responsabilidad y posibles sanciones administrativas como penales.

En el caso específico de los vehículos, que será el principal tema que abordaremos aquí, el caer en controversias jurídicas o legales es algo común a la hora de ser partícipes en algún siniestro, principalmente en alguno en el que se genere algún tipo de daño a terceros, ya sea en cuestiones materiales o personales.

Hay un sin número de responsabilidades y obligaciones que podemos adquirir con el simple hecho de conducir o ser propietarios de un vehículo. El chocar y causar daños a una propiedad ajena ya nos hace potenciales acreedores a una sanción legal en dado caso de que nos neguemos a pagar por los daños ocasionados o no tengamos seguro ni método de pago.

Y ni hablar de en los casos en los que podemos llegar a ocasionar lesiones de gravedad o incluso fallecimiento de alguna persona implicada en un siniestro vehicular que sea de nuestra responsabilidad.

Sin duda alguna nuestra responsabilidad legal ante las autoridades se tornará un tema bastante delicado.

Por ello la importancia de contar con un seguro de asistencia legal, el cual nos brinda diferentes servicios, como abogados defensores las 24 horas, pago de fianzas, asesoría legal en las declaraciones, seguimiento del caso, tramites, etc.

Cabe destacar que la amplitud de la cobertura y el servicio dependen de cada aseguradora, el monto asegurado y los términos y condiciones que se estipulan en el contrato para poder hacer efectiva la cobertura de asistencia legal.

¿Por qué la importancia de la asistencia legal?

Muchos tienen la idea de que este beneficio sale sobrando o que solo es útil cuando nos metemos en un problema grave al momento de tener un incidente con nuestro automóvil, sin embargo lo cierto es que no es necesario tener un accidente de gravedad para necesitar el servicio.

El vernos implicados en un asunto o problema con las autoridades es algo a lo que todo conductor está sujeto y vulnerable en todo momento, ya sea que haya cometido una falta o delito deliberadamente o por accidente.

Inclusive hay circunstancias en las que podemos irrumpir una regla o ley sin tener conocimiento previo. Esto puede ir desde temas sencillos como una falta administrativa, como conducir a exceso de velocidad, en un sentido contrario o algún evento que amerite multa.

Sin embargo hay eventualidades más graves y que incluso implican nuestra retención para llevar el proceso legal.

Esto suele suceder en casos en los que con nuestro vehículo generamos daños importantes a terceros, ya sea en su propiedad, como al impactarnos con otros vehículos o domicilios particulares, hasta generar daños a la salud y muerte.

En todos estos casos es importante contar con un seguro de responsabilidad civil y asistencia legal que nos respalde en cuanto a costos de indemnización, fianzas y daños materiales.

De igual manera que cubra gastos en cuanto a abogados y los provea de manera oportuna, garantizando contar con una asesoría por parte de expertos calificados en el tema de las controversias automovilísticas y que se presenten de manera rápida para deslindar responsabilidades antes de que se vincule a proceso o se dicte alguna sentencia.

Este servicio se basa en las garantías fundamentales de derecho a la tutela judicial, igualdad e independencia en el seguimiento de procesos teniendo en cuenta el derecho a una defensa de cualquier persona implicada en un caso penal.

También este seguro no solo nos sirve cuando generamos afectaciones a terceros, pues es indispensable cuando también somos víctimas de algún siniestro o delito que se cometa en nuestra contra.

En dado caso de que suframos perdida materiales, lesiones o incapacidad por choque, disponemos de este servicio para pagar los honorarios de una defensa y nuestra parte acusatoria en dado caso de que emprendamos acciones legales.

También nos sirve de apoyo para la asesoría en caso de tener que presentar denuncias por robo de nuestro vehículo, ya sea total o parcial.

¿Qué seguros incluyen la asistencia legal?

Como lo mencionamos, múltiples tipos de seguros incluyen la asistencia legal entre sus beneficios por lo indispensable que resulta ser para garantizar la integridad y libertades de los usuarios que se pueden ver vulnerables o sujetos a procesos administrativos y penales por un accidente.

Los principales seguros que prestan este servicio son los de auto y motocicleta, esto debido a la especial facilidad que tienen estos vehículos de incurrir en alguna falta o accidente que convenga problemas legales para el conductor.

También este servicio suele incluirse en seguros de gastos médicos, seguros comerciales y seguros para casas.

Debemos contemplar que el derecho y las obligaciones son cuestiones que se encuentran presentes en casi cualquier aspecto de la sociedad regulada, por lo cual en todo índole u ocasión estamos ante la posibilidad de necesitar un servicio de asesoría legal especializada en el tema o campo correspondiente.

Ya sea desde cuestiones administrativas y materiales, hasta temas más delicados, como un proceso penal o una demanda.

Seguro de asistencia legal en autos

El seguro de responsabilidad civil y asistencia legal en automóviles es quizá el más importante y mayormente utilizado por los usuarios, este nos protege y ampara contra cualquier problema o responsabilidad a la que seamos acusados mientras conducimos nuestro automóvil.

La asistencia legal en autos consiste en brindar defensa legal al conductor en caso de que sea detenido o enjuiciado por daños o acciones en un accidente vehícular que ameriten un proceso penal.

Esto normalmente ocurre cuando en el accidente se ven afectadas terceras personas tanto en sus bienes materiales (vehículo o propiedad privada) como en su salud y sus vidas.

También es motivo de proceso penal el causar daños a vialidades o mobiliario urbano público de gran valor.

En este caso los abogados que se brinden trataran de amparar al acusado para que obtenga su libertad provisional.

Este seguro cubre los gastos de honorarios de los abogados, multas, fianzas y el depósito vehícular hasta la suma asegurada en el seguro de responsabilidad civil.

Los servicios que cubre específicamente son:

  • Accidentes: En caso de ser sujeto a un proceso legal por afectaciones derivadas de un siniestro de nuestra responsabilidad o por negligencia, la aseguradora brindará abogados pagados las 24 horas y se buscará la libertad del enjuiciado.
  • Multas: La aseguradora reembolsa o cubre el monto de las multas que sean impuestas por las autoridades, esto únicamente cuando éstas sean derivadas directamente de un accidente. Esto contempla gastos en grúas, corralón y cualquier otro gasto derivado
  • Robo total: Se brinda asistencia legal así como la gestión de denuncias y seguimiento del proceso en caso de que el propietario sea víctima del robo de su vehículo.
  • Gastos médicos: El seguro tiene como función principal procurar la integridad física del conductor y los pasajeros, por lo cual contempla el seguimiento del caso cuando se generen lesiones que pueden ocasionar gastos médicos mayores o incapacidad. En este caso la asistencia legal tendrá que garantizar la indemnización por parte de los responsables.
  • Fallecimiento del conductor: El seguro de asistencia legal contempla, en caso de muerte por siniestro, gestionar los trámites para la entrega del cuerpo, investigaciones y resoluciones ante el ministerio público. De igual manera se gestionará la entrega de los recursos económicos a los beneficiarios del conductor e inclusive la entrega del vehículo.

Como siempre, todos estos servicios son variables dependiendo de la aseguradora y el monto cubierto en el seguro de responsabilidad civil y asistencia legal.

Asistencia jurídica en motos

En el caso de las motocicletas, la asistencia legal que se brinda es muy parecida a la de los vehículos. La aseguradora brindará los servicios de defensa y pago de fianzas en caso de que el conductor sea detenido al incurrir en un delito o una falta que amerite arresto preventivo y enjuiciamiento.

Se le asignará y enviará un abogado penalista perito en tránsito para presentarse como defensa en la agencia del ministerio público, realizar gestiones ante las instancias legales correspondientes, asesorar al acusado al momento de rendir su declaración de los hechos o realizar una denuncia.

El abogado tiene la obligación de defender al usuario hasta obtener una resolución o una sentencia, buscando en todo momento los recursos pertinentes para ampararlo y obtener su libertad o el esclarecimiento de la responsabilidad lo antes posible.

Este servicio tiene contemplado que el tiempo es un factor determinante para actuar en estos casos de índole legal, por lo que se garantiza la llegada del defensor en un máximo de 45 minutos al lugar donde se encuentre recluido el acusado.

En caso de ser necesario y tener la oportunidad, se hará pago de la fianza impuesta por el juez dependiendo el límite establecido en el monto de la cobertura por responsabilidad civil.

En dado caso de que la suma asegurada no cubra con la fianza, esta deberá ser costeada por el usuario o familiares que le apoyen.

Sin embargo los gastos por honorarios quedan cubiertos por la empresa aseguradora, lo cual representa un gran beneficio, pues los gastos en abogados penalistas suelen ser muy elevados por la delicadez del tema.

Es posible que también este seguro cubra los gastos de multas siempre y cuando éstas sean derivadas de un siniestro vehicular y no por un infracción derivada de no respetar el reglamento de tránsito.

Obligaciones y exclusiones de la asistencia legal

El seguro de responsabilidad civil y asistencia legal impone ciertas condiciones para hacer efectivo el beneficio, mismas en las cuales adquiere responsabilidades con el usuario pero también puede hacer excepciones.

Obligaciones del usuario: